TEMOR AZUL – BLUE FEAR

Imagen: Mujer mirando las estrellas, Moo RR

Por Mar Martínez Leonard

Mis lágrimas,

el estado sublime

de la burla social.

.

El bien y el mal conviven

con tu crueldad.

.

Ya no quedan alas

sobrevolando la basura.

.

Temor Azul

al amor

al mar

suscriben tu crueldad

que, libre,

vuela alto.

Image: Starry Night, Favin

By Mar Martínez Leonard

My tears,

the sublime state

of social mockery.

.

Good and evil

coexist

with your cruelty.

.

There are no more wings

overflying the garbage.

.

Blue fear

to the love,

to the sea

subscribe your cruelty

that, freely,

flies high.


Temor Azul – Video Clip

La ira de la nieve – The Ire of the Snow

Por Mar Martínez Leonard

2001:
bebíamos café
en vasos de papel
de camino a Brooklyn
con la mochila pesada,
llena de sueños.

Éramos artistas sin pincel
con el zoom de la cámara
retratando a Lady Liberty
iluminada desde el ferry.

Desmembrándonos el alma
temprano en el andén
y, en el sencillo proceso de entendernos,
pensándonos felices
en aquella ciudad de espejos.

Volvíamos a aquel lugar
de escaleras sin final,
que tú llamabas our place,
entre pentagramas, pizza y carcajadas.

Hasta que aquella muchacha
de voz suave 
y sonrisa gentil
se trenzara sin más 
en el horizonte de los ojos.

Ante una mirada 
que seguía siendo azul 
pero que ya no era mía. 

Y todo el afecto
la belleza
el futuro 
quedaran soterrados 
hasta el fondo del miedo 
por la ira de la nieve.

La ira de la nieve
que con sublime armonía 
cayó de lleno aquel día 
en el que ya no existía
nada que arreglar.

By Mar Martínez Leonard

2001,
we drank coffee
in paper cups
on our way to Brooklyn
with a heavy backpack,
full of dreams.

We were artists with no brush
with the camera zooming
the portrait of Lady Liberty
illuminated from the ferry.

Dismembering the soul
early at the platform
and, in the simple process of getting along,
thinking ourselves happy
in that city of mirrors.

Going back to the apartment
of endless stairs
that you called 'our place'
among staves, pizza and laughters.

Until that softly spoken girl
with the gentle smile
was braided 
without notice
on the horizon of the eyes. 

Before a look
still blue 
but no longer mine. 

And all the affection
the beauty
the future 
stayed buried 
to the crux of fear
for ire of the snow.

For ire of the snow
that in sublime harmony
fully fell the day
in which there was
nothing else to fix.

Plano del metro de Nueva York de Gothamist / NYC subway map, Gothamist / Foto de Vivienne Gucwa / Photo by Vivienne Gucwa

La muchacha que rescató el color de la azucena/ THE GIRL WHO RESCUED THE COLOR OF LILY

María Emilia Cornejo (Lima, Perú, 1949 – 1972) dejaba tras su suicidio, con sólo 23 años, una corta colección de poemas notables que marcarían un hito en la poesía latinoamericana del siglo XX.

Antes de convertirse en leyenda, María Emilia mereció ya un lugar emblemático en el panorama literario de su época, cuando tres de sus poemas con tintes malditos: Soy la muchacha mala de la historia, Como tú lo estableciste, y Tímida y Avergonzada, vieron luz en la incipiente revista Eros, bajo el seudónimo de María Márquez.

Católica y de izquierda, admiradora de Simone de Beauvoir, marxista convencida, enarboló un lenguaje urbano sencillo, aunque de ruptura social, en un momento en que Perú entraba en una dictadura militar y la teología de la liberación propiciaba que muchos jóvenes eligieran deliberadamente la pobreza. Siguiendo estas convicciones, se mudó, tras graduarse en literatura, a un barrio obrero al norte de Lima, Caja de Agua, donde impartió clases en un colegio.

Con un sobrio pero potente estilo minimalista de gran sensualidad y crudeza a la vez, María Emilia ha continuado rompiendo moldes hasta nuestros días, en un escenario de simpatía implícita hacia grupos de lucha social que, sin haber sido expresamente suscritos por la poeta, reivindican ahora su voz.

Pese a habitar un espacio tradicionalmente hostil hacia féminas sobresalientes, su legado logró entrar velozmente en la memoria peruana colectiva, siendo hoy día considerada figura clave de la Generación de 1970, así como precursora de la poesía erótica de los años 80.

En la mitad del camino recorrido es una antología de su breve trayectoria, publicada inicialmente por Ediciones Flora Tristán en 1989; y reeditada primorosamente por Editorial Todos Leemos en 2018.

Texto: Mar Martínez Leonard

Imagen: Portada de En la mitad del camino recorrido, Editorial Todos Leemos


María Emilia Cornejo (Lima, Peru, 1949 – 1972) left after her suicide, at only 23 years of age, a brief collection of notable poems that would mark a milestone in twentieth-century Latin American poetry.

Before becoming a legend, María Emilia already deserved an emblematic place in the literary scene of her time, when three of her poems with risqué overtones: Soy la muchacha mala de la historia (I´m the bad girl of the story), Como tú lo estableciste (As you established it) and Tímida y Avergonzada (Shy and Ashamed), saw light in the incipient magazine Eros, under the pseudonym of María Márquez.

Catholic and leftist, an admirer of Simone de Beauvoir, a convinced Marxist, she embraced a simple urban language, although one of social rupture, at a time when a military dictatorship was emerging in Perú and theology of liberation lead many young people to deliberately choose poverty. Following these convictions, she moved to the suburbs after graduating in literature, to a working-class neighborhood north of Lima, Caja de Agua, where she taught at a school.

With her simple but powerful minimalist style, of great sensuality and boldness at the same time, María Emilia has continued to break the mold to this day, in a scenario of implicit sympathy towards social dispute groups that, without having been expressly endorsed by the poet, now claim her voice.   

Despite inhabiting a space traditionally hostile towards outstanding women, her legacy quickly managed to enter the collective Peruvian memory, being today considered a key figure of the literary movement of 1970, as well as a precursor of the erotic poetry of the 80s.  

En la mitad del camino recorrido (Halfway down the road travelled) is an anthology of her brief career, initially published by Ediciones Flora Tristán in 1989; and beautifully republished by Editorial Todos Leemos in 2018.

Text: Mar Martínez Leonard

Image: Sheila Alvarado

  • 43

Empezar otra vez

citarnos en algún lugar que no sea el Versalles

acudir puntualmente

saludar a los amigos

refugiarnos en nuestras tazas de café

y planear hasta agotarnos nuestra huida.

Embriagados de amor

rescatamos el color de la azucena,

y entre rosas y geranios

recorremos a cien por hora nuestros cuerpos,

y tus manos

no consiguen encontrar la respuesta a tus preguntas.

Alguien se asoma tímidamente

y nosotros

hipócritas

encendemos un cigarrillo.

Para entonces

las calles de Lima nos aguardan para gritarnos a la cara

nuestro desamparo.

Frustrados y agotados nos despedimos.

Ambos sabemos que no será la última vez.

………………………………………………………

  • 43

Start over

meet at some place other than Versailles

attend punctually

greet friends

take refuge in our coffee cups

and plan to exhaustion our escape.

Drunk with love

we rescue the color of the lily,

and between roses and geraniums

we go through our bodies at seventy miles per hour,

and your hands

can´t find the answer to your questions.

Somebody leans in shyly

and we

hypocrites

light on a cigarette.

By then

the streets of Lima are waiting to shout our helplessness

to our faces.

Frustrated and exhausted, we say goodbye.

We both know it won´t be the last time.

—————————————————-

Original poem: María Emilia Cornejo / Drawing: Whispers Bridge in Lima, Quemado 3, Translator: Mar Martínez Leonard

Video clip al alimón

Por Galileo Contreras y Mar Martínez

Ese instrumento que desafía la física

y enciende las luces de la ciudad.

Cuarenta y seis campanadas

con un corazón de hierro

forjado en sangre

que espera en McDonald’s

y derrama lunas sin noches

en una mesa de tiramisú,

y apaga las velas que iluminan

tus soplos rojos

con tinta escurrida en el blanco lienzo de la miseria humana.

Pero el sol resplandece en la medianoche

y enciende otra vez las velas.

Fotografía de Galileo Contreras


VIDEO CLIP HAND-IN-HAND

By Galileo Contreras and Mar Martínez

That instrument that defies physics

and turns on the city lights.

Forty-six chimes

with a heart of iron,

forged in blood,

that awaits at McDonald´s

and pours moons without nights

on a tiramisú table,

and put out the candles

illuminating your red blows

with ink drained

on the white canvas of the human misery.

But the sun shines at midnight

and reignite the candles.

Image: Daysy flowers, Watercolor, Alicia Bolarín, aliciabs09@gmail.com


Patria en llamas/ Homeland on Fire

Por Galileo Contreras Alcázar

Nos llega la tarde,

los tonos en rosa

concentran la intensidad

en el horizonte de los ojos.

.

Patria es un lienzo abierto

en cada fotografía,

donde el viento y la respiración

se confunden.

.

Los besos son águilas

que suben y se recrean

en los edificios.

.

Patria es una ensalada con queso

en la última casa de cambio

a punto de cerrar,

laberinto de tiendas y escaleras

donde una sala de cine nos espera.

.

Sin tumultos, sin boletos

tomamos los asientos por asalto

y la película parece pesadilla

pero al final ganan los buenos.

.

Fuera del cine,

la noche nos cubre

y amanece en el corazón

el sentimiento de que la Patria

eres tú.

……………………………………………………………….

Fotografía: Mar Martínez Leonard

By Galileo Contreras Alcázar

The afternoon is falling upon us

shades in pink

concentrate their intensity

on the horizon of the eyes.

.

Patria is an open canvas

in each photograph

where the wind and the breath

blend together.

.

Kisses are eagles

that go up and recreate

in buildings.

.

Patria is a salad with cheese

at the last exchange house

about to close,

maze of shops and stairs

where a cinema awaits us.

.

No riots, no tickets

we take the seats by storm

and the movie

seems like a nightmare

but in the end

the good guys win.

.

Outside the cinema

the night covers us

and dawns in the heart

the feeling

that the Homeland is you.

…………………………………………………….

Translation: Mar Martínez Leonard

Image: Galileo Contreras A.

—————————————————

En la temporada de la muerte de mi madre/ On the Season of my Mother’s Death

Por Adalberto Guerra

Yo tenía los ojos en esa foto de niño
como los ojos vidriosos de un toro entristecido,
como solo en la tierra tenía yo los ojos
en esa foto en la que mi madre clavó dos alfileres
con la finísima delicadeza de una campesina;
que queriendo huir se quedó allí cuidando mi alma tanto tiempo
que envejeció sin cambiar sus prendas interiores,
como animal atado a un árbol envejeció mi madre,
yo la miraba con los ojos vidriosos de haber llorado mucho,
sola como una baliza olvidada en medio de las aguas.

Yo le tejí un vestido oscuro para su viudez
y lloré con ella sin saber a quién
por los muertos de la casa,
en la casa donde no había muerto gente alguna,
yo le leí Job Treinta y ella tornó su cara hacia la luz y se fue yendo
como una niña de regreso a casa
con los ojos vidriosos de haber llorado mucho.

Yo he llorado a mi madre
y ciertamente he llorado al que tuvo un día duro por igual,
una vida dura,
le he llorado públicamente como un hombre,
como un hijo enfermo,
mas ella andaba como buscando alguien o algo
olvidado en la vasta región de su memoria,
no me miró, no me maldijo o dijo nada
y entró riendo para siempre en los cuartos interiores de la muerte.

—————————
Del poemario Cazadores de la sombra del ave/ Imagen de Polly Chan

Sobre el autor

Adalberto Guerra (Ad. Guerra). San Antonio de Cabezas, Matanzas, Cuba 1967. Reside en Palm Beach, Florida, desde 1994. Poeta, narrador y periodista. Editor de “La Cohoba Magazine” publicación bilingüe que culminó en 2018 después de cinco años. Ha publicado El Desierto que canta (Endowment for Cuban American Studies 1994-Ant. de Poesía), Reunión de ausentes (2001-Ant. de Poesía), Cazadores de la sombra del ave (2009-Poesía), En el lenguaje lascivo de los perros (2010-Cuentos) disponible en Amazon.

By Adalberto Guerra

I had my eyes on that photo as a child
like the glassy eyes of a wistful bull,
like only on the land I had my eyes
on that photo in which my mother nailed two pins
with the very fine gentleness of a peasant;
who, trying to escape, stayed there taking care of my soul for so long
that she aged without changing her underclothes,
like an animal tied to a tree my mother aged.
I watched her with glassy eyes after having cried much,
lonely like a forgotten buoy in the middle of the sea.

I knitted her a dark dress for her widowhood
and I cried with her without knowing for who
for the dead of the house,
in the house where no one had died,
I read her Job Thirty and she turned her face to the light and she was going
like a girl back home
with glassy eyes after having cried much.

I have cried for my mother
and I have certainly cried for the ones who had a tough day alike,
a tough life,
I have cried for her in public like a man,
like a sick son,
but she walked as if looking for someone or something
forgotten in the vast region of her memory,
she didn’t look at me, she didn’t curse me or say anything
and she entered laughing forever the inner rooms of death.

—————————
From the poetry book Cazadores de la sombra del ave/ Image: Natacha Einat/ Translation: Mar Martínez Leonard

About the author

Adalberto Guerra (Ad. Guerra). San Antonio de Cabezas, Matanzas, Cuba 1967. He resides in Palm Beach, Florida, since 1994. Poet, storyteller and journalist. Editor of ‘La Cohoba Magazine’ bilingual publication that culminated in 2018 after five years. He has published El Desierto que canta (Endowment for Cuban American Studies 1994-Poetry Anthology), Reunión de ausentes (2001-Poetry Anthology), Cazadores de la sombra del ave (2009-Poetry), En el lenguaje lascivo de los perros (2010-Stories) available on Amazon.

Devenir / Becoming

DEVENIR

Extrañeza de ser
siguiendo vacilante
los sinuosos caminos
de la desesperanza.

Espero al no ser.

Sin apartarme de ti
lejos ya, voy
caminando descalzo
aún sobre el abismo.

Suerte, vivir, ganar la vida
con la poesía a cuestas
tendida sobre los postes
y los cables y las tripas
de toda esta ciudad.

Sin calma, con calamidad
con desesperación y aún
con poesía.

GALILEO CONTRERAS ALCÁZAR
IMAGEN: Gotas Do Céu Abismo, CONI VALENTE

BECOMING

Strangeness of being
tailing hesitant
the serpentine trails
of sorrow.

I await the non-being.

Without drawing away from you
far already, I am
walking barefoot
still on the abyss.

Fortune, living, earning life
with poetry on my back
lying over the poles
and the wires and the guts
of this entire city.

Without calm, with calamity
with desperation and yet
with poetry.

By Galileo C. Alcázar/ Translation by Mar M. Leonard
Image: Star Trails, Trevor Dobson


LORCA: POETA Y SOÑADOR, HIJO DEL AGUA

Por Galileo Contreras Alcázar

Federico García Lorca nació el 5 de junio de 1898 en Fuente Vaqueros dentro de la llanura granadina, en el momento en que Estados Unidos declaraba la guerra a España y que posteriormente le haría perder su último reducto de territorio español en América. Apadrinado por esta tragedia nacional, su vida no estaría menos llena de exabruptos, ni de gloria.

Dotado de una extraordinaria sensibilidad para las artes, se glorifica en las letras, no dejando atrás sus dotes para la música y el dibujo. Lorca, forma parte de la Generación del 27, conjunto de escritores y poetas congregados en un homenaje para Luis de Góngora en Sevilla en el año de 1927; sus relaciones con escritores, pintores y músicos contemporáneos son vastas. Manuel de Falla fue su mentor y con Salvador Dalí fomentó una relación que fue más allá de la amistad.

En Lorca encontramos al hombre oprimido por su inclinación homosexual, que sin embargo lo dotó de una extraordinaria capacidad para entender a los marginados y desahuciados, que por una parte lo llevó a desarrollar una ideología republicana alejada de las facinerosas ideas políticas de la derecha española, y por otra a la fuerte convicción de que las tradiciones originarias andaluzas, así como su cultura oral, eran fuente suprema de la forma de expresión poética del pueblo. Buscó en su voz poética, la síntesis entre lo popular y lo moderno, lográndose colocar con su “Romancero Gitano” como la voz literaria más identitaria y popular de España. Igualmente, en su legado como dramaturgo, lleva también las venas henchidas de su tierra, llevando al teatro temas de urdimbre local, pero tocando las fibras universales de las emociones humanas.

Estando en los Estado Unidos y Cuba (ausente de su patria por casi 10 meses), en España llegaba el ocaso de la dictadura de Primo de Rivera, con la que nunca simpatizó; visibilizó las condiciones en que el pueblo estadounidense puede vivir en, por y para el dinero, le parece una sociedad deshumanizada por el capital, en contraste, Cuba le regresa, además de su idioma, grandes reminiscencias de su tierra andaluza. En Argentina cosecha grandes éxitos como dramaturgo, su voz y su arte cosechan las palmas de los bonaerenses.

A pesar de que las campanas de la Gloria sonaban para Federico a dónde fuese, en plena desestabilización política en España, la reacción fascista a voz de “Viva la muerte” dirigida por el sanguinario General Francisco Franco impone sus falanges a la recién instaurada Segunda República en el territorio español, instaurando un régimen de terror y silencio que duraría 36 años. Este entreacto llevaría al exilio a miles de republicanos y a otros tantos los sepultarían en fosas comunes donde la muerte no tiene nombre; este sería el destino de aquella estrella que surcó el cielo de las letras españolas el 18 de agosto de 1936 fusilado cerca de Fuente Grande en la localidad granadina de Víznar. Su voz sería apagada, no así su legado.

Lectura recomendada: “Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca” (1898-1936), Gibson, Ian, Ed. De Bolsillo, p.p. 880, Barcelona 2020.

Retratos: Sulayr Etxea, carboncillo y rotulador/óleo pastel, sulayregea@hotmail.com, https://www.instagram.com/sulayr_etxea/

SONETO manuscrito Para Nieves Gas, (Lorca, 1932, Biblioteca Nacional de España)

Yo sé que mi perfil será tranquilo

en el norte de un cielo sin reflejo

mercurio de vigilia, casto espejo,

donde se quiebre el pulso de mi estilo:

que si la yedra y el frescor del hilo

fue la norma del cuerpo que yo dejo

mi perfil en la arena será un viejo

silencio sin rubor de cocodrilo.

Y aunque nunca tendrá sabor de llama

mi lengua de palomas ateridas

sino desierto gusto de retama,

libre signo de normas oprimidas

seré, en el cuello de la yerta rama

y en el sinfín de dahlias doloridas.

Firmado: Federico García Lorca, 1932

—-

Handwritten SONNET To Nieves Gas, (Lorca, 1932, National Library of Spain)

I know that my silhouette will be calm

north of a sky without reflection:                                                     

mercury of sentry, chaste crystal,

where the pulse of my style is broken.

That if ivy and linen freshness

were the norm of the body that I leave,

on the sand my silhouette will be

an old silence without the crocodile blush.

And although my tongue of frozen doves

will never have the taste of flame

but the deserted flavor of retama,

I will be free sign of oppressed

norms, on the neck of the dead branch

and in the never-ending ached dahlias.                                              

Signed: Federico García Lorca, 1932/Translation: Mar Martínez Leonard


“In Lorca´s verses lies the larva of his assassins, but it´s difficult to find researchers learned in poetry.” Presente de Indicativo, Antonio Arjona, (edition in progress).

“En los versos de Lorca yace la larva de sus asesinos, pero es difícil hallar investigadores doctos en poesía”. Presente de Indicativo, Antonio Arjona, (libro en edición). antonioyarjona@gmail.com


Beauty

Beauty will stay

scattered

in the chaos,

cherished in the ideas,

until it turns visible again

with no notice as usual.

Permanecerá la belleza

dispersa en el caos,

abrigada por las ideas,

y se hará visible

una vez más

como siempre sin aviso.

ORIGINAL POEM & TRANSLATION: Mar Martínez Leonard

IMAGE: Alicia Bolarín, watercolor, aliciabs09@gmail.com, https://www.artelista.com/tags/alicia+bolarin


Mentes confinadas-CONFINED MINDS

MENTES CONFINADAS

Por Mar Martínez Leonard

Escuchas en YouTube viejas canciones. Bálsamo de nostalgia reposa en tu escasez. Horneas pan de miel, que no alcanza a endulzar tanta amargura. Y ya no sabes qué hacer de tu desesperanza, en un presente irreal que disipa el futuro. Inventas burbujas flotando en el agua, burbujas que piensas un poco azuladas. Y bebes café, carburante de ideas desconfinadas, en quimeras improbables, sin calorías. Sueñas chai con leche, azúcar, nata, cacao, menta… y desencanto. Las redes sociales invaden tu casa y tu vida, las calles se llenan de gente. Ciudadanos imprudentes, ¿acaso no aman este colchón de irrealidad, que amortigua su caída libre en el espacio? Todo está bajo control, la tecnología y el progreso te salvarán de ti misma. Alimentas tu autodestrucción con hortalizas milagrosas, de campos de cultivo sin árboles ni pasto. Talan nuestros bosques para hacer aceite de palma barato. Visitas museos virtuales y el Padre Tiempo se rinde al amor, su guadaña vencida en el arte de un cuadro. La diosa Kairos guardará tu descanso, con su sonrisa alada y sus exquisitos pies fugaces.

Imagen de mercadonegro.pe

CONFINED MINDS

By Mar Martínez Leonard

You listen to old songs on YouTube. Balm of nostalgia rests in your scarcity. You bake honey bread, which is not enough to sweeten so much bitterness. And you no longer know what to do with your hopelessness, in an unreal present that disipates the future. You imagine bubles floating on the water, bubles that you think a little bluish. And you drink coffee, fuel of deconfined ideas, of improbable chimeras, without calories. You drink chai with milk, sugar, cream, cocoa, mint…and disenchantment. Social networks invade your home and your life, the streets get full of people. Reckless citizens, don’t they like this irreality matress, cushioning their free fall into space? Everything is under control, technology and progress will save you from yourself. You feed your self-destruction with miracle vegetables, from fields without trees nor grass. Our trees are cut down to make cheap palm oil. You visit virtual museums and Father Time surrenders to love, his scythe fallen to the art of a canvas. The godess Kairos will guard your rest with her winged smile and her exquisite fleeting feet.

Imagen de mercadonegro.pe