Hacia la luz / INTO THE LIGHT

En memoria de Terry Ilott

Hacia la luz, Terry Ilott, 1997 / Into the Light, Terry Ilott, 1997

Sueños suben al cielo

entre palmeras de nubes

en primavera.

.

Suave piel de toro

que sueña amaneceres rojos

en verano.

.

Rojo fuego con fondo azul

nos alumbra,

sol de butano naranja

para no pensar

o para perderse en aventuras

de un mañana sin fin.

.

Seres eternos seremos

en el eterno ser de la nada,

con o sin fe,

pero vivos

hasta la última muerte

de nuestro karma.

Poema: Cadáver exquisito, Galileo Contreras y Mar Martínez

Shelter, Terry Ilott, 1997 / Refugio, Terry Ilott, 1997

Dreams go up to the sky

in between palms of clouds

in Spring.

.

Silky bull skin

that dreams of red sunrises

in Summer.

.

Fire red on blue background

enlightens us,

sun of orange butane

so we don´t think

or we get lost in the adventure

of an endless tomorrow.

.

Eternal beings we will be

in the eternal being of nothingness,

with or without faith,

but alive

until the last death

of our karma.

Poem: Exquisite Corpse, Galileo Contreras & Mar Martínez / Translation: Mar Martínez

Cadáver Exquisito 3 – Audio

VERSOS AL ALIMÓN – Hand-to-Hand Verses

Esclavos del rojo coca-cola
crucificado de la publicidad

Esclavos del rojo coca-cola
crucificado de la publicidad

Entre burbujas, cubitos y limón
despiertas agridulces resplandores
y murmullos de mayo
en terrazas azules

Con la persiana entreabierta del verano
en espera de que el sol nuble la vista
con nubes de algodón de azúcar
a saltos entre tormentas y versos

Por Mar Martínez y Galileo Contreras / Imágenes de Lunnático
Slaves of the coca-cola red
crucified on advertising

Among bubbles, ice cubes, and lemon,
you awaken bittersweet glows
and murmurs of may 
on blue balconies

With the summer shutter ajar
waiting for the sun to haze the view
with cotton-candy clouds
jumping between storms and verses

By Mar Martínez & Galileo Contreras / Images from Lunnatico

MARGOT EN LA TERCERA OLA -Margot on the 3rd Wave

Fionn solía pensar que no hay mal que por bien no venga…

Sus ojos azules, cansados. Su vestido rojo. Su vestido azul. Alguien que se aleja con prisa. Alguien que se acerca despacio. La luna azul. Todo azul como el cielo sin nubes. Fionn se mira desde afuera respirar profundo, sonreír. Una onda de relax desciende desde la cima de su cabeza y resbala por sus orejas. Es esa sensación como en aquel juego de cascar un huevo suavemente sobre la coronilla.

Una ventana, un árbol, un auto, su mascota que duerme, su mascota que observa por la ventana, su mascota que le mira desde su pelaje pardo flanqueado por blanco ceniza. Fionn se despierta con la frente apoyada sobre las manos en la mesa. No recuerda su sueño.

La lavadora está centrifugando la luminosidad de la mañana, que se torna en ondas de agua sobre el tejado rojo. Ahora nada es fácil, no que todo sea difícil, pero demasiadas cosas hacen que Fionn arquee sus cejas y su corazón palpite salvajemente. A menudo vuelve a la calma cuando piensa en Margot.

Fionn solía pensar que no hay mal que por bien no venga, pero ahora cree que no hay bien que el mal no haga, y justo la semana pasada llamaron a Margot para reincorporarse a su trabajo en el hospital.

Por Mar Martínez Leonard

Imagen de Carol Kramberger (editada por Galileo Contreras)

Her blue eyes, tired. Her red dress. Her blue dress. Someone walking away in a hurry. Someone approaching slowly. The blue moon. All blue like a sky without clouds. Fionn sees himself from the outside breathing deeply, smiling. A wave of relaxation comes down from the top of his head and runs down his ears. A sensation like in that game of gently cracking an egg on the crown of your head.

A window, a tree, a car, his pet that sleeps, his pet that looks out the window, his pet watching from its brown fur flanked by white ash. Fionn awakens with his forehead resting on his hands on the table. He doesn’t remember his dream.

The washing machine is spinning the morning light that turns into water waves over the red roof. Lately nothing has been easy, not that everything is difficult, but too many things make his eyebrows rise and his heart pound wildly. Fionn often calms down when he thinks of Margot.

Fionn used to believe there´s no evil that doesn´t bring good, but Fionn now believes there´s no good that doesn´t bring evil, and it was just last week when they called Margot back to work at the hospital. 

Mar Martínez Leonard (text and translation)

Photo: Prague houses, Eva Serna – edited by Galileo Contreras

Madre

Por Galileo Contreras Alcázar

Este es tu tiempo madre

el cuidado de tus flores

tu jardín que verdea

también somos nosotros

producto de tu agua

concreción de tus dolores

preocupaciones y angustias

somos tus hijos

tu jardín

y a veces una que otra

rama fracturada.

————————-

Fotografía de javippm@gmail.com

————————

A JOHN LENNON

Por JOSÉ GALILEO CONTRERAS

La luz de la mañana resplandece

y el beso de los buenos días aún no sabe a café

la calefacción cobijó los sueños

que despiertan en Yucatán

con la TV anunciando el paraíso

entre el ser y el querer ser

la carroña y la carnada

lo vivo y lo muerto.


Pero los dioses también mueren

suena “All you need is love”

y en la fotografia falta tu imagen

que mañana amanecerá en nuevo día.

….