TRAMPA MORTAL – DEADLY TRAP – TRAPPOLA MORTALE

Nació para esa misión, una necesidad de la especie que se extendía por generaciones…

Imagen: Dentro de una bombilla 1, Adrian Limani

Por Galileo Contreras Alcázar

Nació para esa misión, una necesidad de la especie que se extendía por generaciones. La luz, esa embriagadora pasión del espíritu a la que ahora se acercaba dando volteretas a toda velocidad, queriendo alcanzarla. Por fin, detrás del brillo blanco, se acerca volando a las columnas violetas casi escondidas al interior de la bombilla. Piensa en el nirvana y su cuerpo cae carbonizado al vacío.

Photo by Frank Cone

By Galileo Contreras Alcázar

He was born for that mission, a need of the species that had spanned for generations. The light, some intoxicating passion of the spirit that he was now approaching, wanting to reach, turning somersaults at full speed. At last, behind the white glow, he flies closer to the purple columns, almost hidden, inside the bulb. He thinks of nirvana and his body falls charred into the void.

Translation: Mar Martínez Leonard

Immagine: Dentro una lampadina 2, Adrian Limani

Di Galileo Contreras Alcázar

Era nato per quella missione, un bisogno della specie che attraversava generazioni. La luce, quella passione inebriante dello spirito a cui ora si stava avvicinando, rotolando a tutta velocità, cercando arrivaci. Alla fine, dietro il bagliore bianco, vola più vicino alle colonne viola, quasi nascoste, all’interno della lampadina. Pensa al nirvana e il suo corpo cade carbonizzato nel vuoto.

Traduzione: Mar Martínez Leonard

Cómo nos cautiva la Luna – HOW THE MOON CAPTIVATES US

La Tierra nos parece incluso más hermosa vista desde la Luna, como si no pudiéramos contemplarla bien mirándola desde la misma Tierra…

Por Mar Martínez y Galileo Contreras

La Tierra nos parece incluso más hermosa vista desde la Luna, como si no pudiéramos verla bien mirándola desde la misma Tierra.

Por otra lado, llamamos selenofilia a la atracción fuera de lo habitual hacia la Luna, que no hace referencia a un trastorno psicológico, sino a una cierta atracción intelectual o artística hacia ella.

La Luna es el único satélite natural del planeta Tierra, y nos fascina por su prominencia en el cielo y porque tiene un ciclo regular de fases que la han hecho objeto de importante influencia cultural desde la antigüedad.

Gracias a la Luna se decodificó el tiempo estacional que permitió, entre otras cosas, la agricultura y la navegación.

Se cree que la Luna es un fragmento de la propia Tierra, y ha sido asombro e inspiración de músicos, poetas y locos, de los que, según el refrán, todos tenemos un poco.

La Luna nos cautiva con su luz, que percibimos como azulada o plateada debido al efecto Purkinje, que hace que durante el claro de luna, a bajos niveles de iluminación, la sensibilidad más alta del ojo humano tienda a desplazarse hacia el extremo azul del espectro de colores.

Nos encanta el mito de Selene, la diosa Luna, que, para los antiguos griegos, era la encargada de no dejar a oscuras a los mortales cuando su hermano Helios, el sol, se ocultaba en el horizonte.

Sin olvidar que la Luna fue una de las primeras cosas que miró la Humanidad en sus albores, y que fue en ella donde encontró su propio reflejo, alcanzándola físicamente el 20 de julio de 1969, un hito que cambió nuestra visión del mundo.

Home | lunnatico , (20+) Lunnático Copywriters | Facebook

Imagen de portada: Salida de la Tierra vista desde la sonda espacial LRO

Segunda imagen de Luizclas

By Mar Martínez & Galileo Contreras

Earth looks even more beautiful as seen from the Moon, as if we cannot see it well looking at it from Earth itself.

On the other hand, we call selenophilia to an out of the ordinary love for the Moon, which does not refer to a psychological disorder, but to a certain intellectual or artistic attraction toward the Moon.

The Moon is the only natural satellite of Planet Earth, and it fascinates us because of its prominence on the sky, and because it has a regular cycle of phases that has been the object of important cultural influence since ancient times.

Thanks to the Moon, seasonal time was decoded, allowing among other things for agriculture and navigation.

It is believed that the Moon is a fragment of Earth itself, and it has been the amazement and inspiration of musicians, poets, and mad people, of whom, according to the proverb, we all have a little.

The Moon captivates us with its light, which we perceive as bluish or silvery due to the Purkinje effect, causing that, during moonlight, at low levels of illumination, the peak sensitivity of the human eye tend to shift towards the blue end of the color spectrum.

We love the myth of Selene, the Moon goddess of the ancient Greeks, who was in charge of not leaving mortals in the dark when her brother Helios, the Sun, was hidden on the horizon.

Let us not forget the Moon was one of the first things Humanity looked at since its dawn, and it is where Humanity finds its own reflection, reaching it physically on July 20, 1969, a milestone that changed our vission of the world.

Translation from Spanish Mar Martinez

Home | lunnatico , (20+) Lunnático Copywriters | Facebook

Cover image: Earthrise as seen from LRO orbiting the Moon

Second image by Luizclas

Video clip al alimón

Ese instrumento que desafía la física y enciende las luces de la ciudad…

Por Galileo Contreras y Mar Martínez

Ese instrumento que desafía la física

y enciende las luces de la ciudad.

Cuarenta y seis campanadas

con un corazón de hierro

forjado en sangre

que espera en McDonald’s

y derrama lunas sin noches

en una mesa de tiramisú,

y apaga las velas que iluminan

tus soplos rojos

con tinta escurrida en el blanco lienzo de la miseria humana.

Pero el sol resplandece en la medianoche

y enciende otra vez las velas.

Fotografía de Galileo Contreras


VIDEO CLIP HAND-IN-HAND

By Galileo Contreras and Mar Martínez

That instrument that defies physics

and turns on the city lights.

Forty-six chimes

with a heart of iron,

forged in blood,

that awaits at McDonald´s

and pours moons without nights

on a tiramisú table,

and put out the candles

illuminating your red blows

with ink drained

on the white canvas of the human misery.

But the sun shines at midnight

and reignite the candles.

Image: Daysy flowers, Watercolor, Alicia Bolarín, aliciabs09@gmail.com


EVA “BIEN” TENTADA / ‘WELL’ TEMPTED EVE

Eva desnuda

Despliega la parra

Con la lengua encendida

De rojo al fuego manzana.

Eva tentada

Por la promesa del árbol

De concupiscencia eterna.

Eva erguida

En sus pechos altos

Enrosca la ciencia su serpiente

Eva desterrada, condenada

A parir siglos de dolor

Y ganarse el pan de cada día

Con el sudor de su sexo.

Por Galileo Contreras / Imagen: La cruz rosa, óleo pastel sobre papel A3, Sulayr Egea (Instagram: sulayr_etxea)

Nude Eve

Unfolds the vine

With her lit tongue

From red to apple fire.

Eve tempted

By the promise of the tree

Of eternal lust.

Eve upright

On her high breasts.

Science twists the snake

Banished Eve, convicted

To give birth to centuries of pain

And earn her daily bread

With the sweat of her sex.

By Galileo Contreras / Image: Féminas, oil pastel on A3 paper, Sulayr Egea (Instagram: sulayr_etxea) / Translation: Mar Martínez Leonard


Devenir / Becoming

DEVENIR

Extrañeza de ser
siguiendo vacilante
los sinuosos caminos
de la desesperanza.

Espero al no ser.

Sin apartarme de ti
lejos ya, voy
caminando descalzo
aún sobre el abismo.

Suerte, vivir, ganar la vida
con la poesía a cuestas
tendida sobre los postes
y los cables y las tripas
de toda esta ciudad.

Sin calma, con calamidad
con desesperación y aún
con poesía.

GALILEO CONTRERAS ALCÁZAR
IMAGEN: Gotas Do Céu Abismo, CONI VALENTE

BECOMING

Strangeness of being
tailing hesitant
the serpentine trails
of sorrow.

I await the non-being.

Without drawing away from you
far already, I am
walking barefoot
still on the abyss.

Fortune, living, earning life
with poetry on my back
lying over the poles
and the wires and the guts
of this entire city.

Without calm, with calamity
with desperation and yet
with poetry.

By Galileo C. Alcázar/ Translation by Mar M. Leonard
Image: Star Trails, Trevor Dobson


Propósito inalcanzable

Retrato de hombre, Sulayr Etxea

Por Galileo Contreras

1 de enero de 2020. Le echo un vistazo al listado de propósitos que no voy a cumplir. Y no es que sea un hombre sin palabra. Mi vida ha sido de retos y todos los he cumplido. Cada año me imponía una meta que terminaba sobrepasando. Aceleradamente mis propósitos y estrés fueron creciendo y cada año era más. Nada me parecía imposible. Coche nuevo al año, un piso, un loft, una casa, otra, vacaciones en paradisíacos y exclusivos destinos… nunca hasta hoy que le echo un vistazo a este listado veo el costo. Hoy con un solo propósito que no llegará. La vida ha sido cara, si bien me va, dijo el doctor, llegaré a febrero.

Imagen: Lápiz conté sobre papel reciclado A3, sulayregea@hotmail.com


MORDAZA

Por Galileo Contreras Alcázar

Algunas veces lo desconocido llega por sorpresa, y eso que mi labor diaria me hizo casi insensible a las movidas más viscerales del entorno, la nota cotidiana es mi vida. Recuerdo la tinta fresca de los diarios al dirigirme al colegio, me quedaba un momento frente al quiosco y respiraba los encabezados más insólitos. Ahí supe qué sería mi vida: llevaría por siempre el estigma de la letra impresa en mi frente, dedicaría mi esfuerzo al trabajo periodístico y aparecería mi nombre en todas partes; un sueño ingenuo, pero a medida que crecía, cada vez más real. Tantas primeras planas me dieron que el oficio se volvió monótono, al fin uno se acostumbra a escribir por obligación. Pero también el curso ordinario de los días se rompe, y lo que sabemos que era la libertad se consume. Entonces, de un momento a otro el oficio se vuelve peligroso y la censura se predispone a costa de los valientes, quien diría que lo que antes era crítica ahora sería alabanza para los que detentan el poder. Mordaza es ahora lo que no supimos cuidar como ciudadanos, pero ¿qué haría yo por publicar lo que ahora me callo?


Caléndula al alimón

Por Galileo Contreras y Mar Martínez

Pensaba que los pasos odiaban el teléfono y la poesía

el teléfono cuenta los pasos y la poesía las penas

penas compartidas en nuestros pasos

ojalá fuera la vida más que una manzana.

.

La vida en la Gran Manzana es infinita como tus sueños

donde la segunda persona es también la primera

con una flor para cada uno

la manzana del siglo XXI no es manjar de diablos.

.

Cautiva navegas un mar cibernético sin vela ni alas

con tridente y escamas

de pez Neptuno.


Fotografía de caléndula: Galileo Contreras